/¿Café ecológico o café convencional?

café ecológico vs café convencional

¿Café ecológico o café convencional?

Cuando uno se plantea consumir productos ecológicos lo hace principalmente por dos motivos: por ser más saludables y por su forma de producción respetuosa con el medio ambiente.

En algunos casos la diferencia de calidad, sabor e incluso color es abismal y los consumidores ya percibimos grandes diferencias entre productos convencionales y orgánicos, sin embargo en el caso del café parece que no se le da la importancia que merece, pese a ser uno de los productos que más se cultivan y comercializan del mundo con un consumo aproximado de 1,7 Billones de tazas al día, y por tanto más expuesto a contaminantes y fertilizantes químicos que de manera cíclica se integran en la taza de café que nos llega diariamente.

Muchos son los parámetros que definen la calidad del café pero existen razones para preferir el café orgánico al café convencional y en este artículo pretendemos resolver las dudas acerca de las diferencia entre uno y otro respecto al sistema de producción y cultivo.

Está demostrado que tomar café regularmente y en consumo moderado es saludable y tiene numerosas propiedades beneficiosas para el organismo por su alto contenido en antioxidantes, sin embargo la principal diferencia entre ambos radica en su sistema de producción.

Tradicionalmente la planta del café, el cafeto, se cultivaba en zonas a la sombra intercaladas entre árboles lo que permitía el hábitat de las aves que a su vez realizaban la función de protección de insectos de la planta.

Actualmente el café es cultivado mayoritariamente de forma extensiva al sol en grandes superficies sin árboles mediante el uso intensivo de plaguicidas e insecticidas para combatir las plagas y el de abonos y fertilizantes para aumentar el rendimiento y producción de la planta.

Esta producción en masa lleva asociada también mano de obra intensiva con condiciones de trabajo salariales y ambientales muy duras para los agricultores expuestos.

Resume perfectamente la situación el caso de Honduras por ejemplo, uno de nuestros orígenes del grano:

Según el diario “The Telegraph” el 92% de los 110.000 productores de café de Honduras son pequeños propietarios, los cuales son particularmente vulnerables a las fluctuaciones del mercado y malas cosechas. La cooperativa COMSA de Honduras explica que la transición y cambio al modelo orgánico le supuso la pérdida del 90% de una producción normal, pasando de 39.100kgs a sólo 3.680 kgs utilizando métodos de cultivo orgánico como cáscaras de coco de fertilizante y planatado entre árboles.

Hoy sin embargo gracias a la certificación orgánica y el sello de comercio justo hoy recibe 325$ por quintal más un variable por calidad, compensando sus costes gracias al valor añadido que empieza a considerar además de la calidad del producto, sus beneficios sociales y ambientales

Podríamos añadir que el café ecológico es cultivado sin usar abonos químicos, plaguicidas ni herbicidas y podemos afirmar que por esta parte es un café más saludable que el convencional.

El café es para muchas personas un producto de uso cotidiano y de gran consumo por lo que un cambio de mentalidad en cuanto al café que se consume en una buena parte de la población mundial trae grandes beneficios al ecosistema global. Pensando globalmente y actuando localmente.

La mayoría de cafés orgánicos son a la vez cafés comercializados con prácticas de comercio justo.

El cultivo del café es intensivo en mano de obra por lo que comprar café orgánico comercializado justamente significa apoyar a familias que invierten mucho trabajo en la producción agrícola pagando un salario más digno a campesinos que el que ofrecen los mercados de café convencional premiando así además de la calidad, la forma de hacer respetuosa con el medio ambiente.

En Cafés La Chapolera apostamos por esta manera de trabajar y trabajamos exclusivamente café ecológico y de comercio justo de alta calidad.

2018-09-03T14:04:47+00:00

Comentario

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Puedes leer más sobre nuestra Política de Cookies. Aceptar