¿Conoces realmente el café filtrado?

El concepto del café filtrado en realidad sigue el mismo camino que el de un café espresso: se vierte agua caliente sobre el café molido y éste agua pasa a través del filtro arrastrando todas las partículas organolépticas del café a un recipiente junto con el agua.

La principal diferencia con un espresso es como se vierte el agua en el café molido. Mientras el espresso lo hace a través de una presión controlada, en el filtrado el agua se decanta por efecto de la gravedad, con lo cual el proceso es más lento y el resultado final tiene una cantidad de agua más elevada con un volumen de casi el doble que en un espresso, sin embargo esto no quiere decir que deje de ser una gran café sino todo lo contrario.

Si tenemos la maquinaria adecuada, un buen café de origen bio recién molido y el agua mineral (si es posible), podemos conseguir un resultado en el café filtrado de gran calidad, mejorando incluso la complejidad de aromas y disminuyendo también el nivel de acidez que se suelen encontrar en un café espresso.

Por este motivo los cafés de origen o especialidad se suelen preparar en filtrado para extraer toda la complejidad de sabores y aromas.

Este modo de preparación le da una cierta liturgia que nos hará sentirnos parte del resultado en nuestro café siendo muy parecida a la sensación de cocinar nuestro plato.

Bien es cierto que para la elaboración de capuccinos, lattes, etc..el espresso soporta mucho mejor la emulsión de la leche ya que la presión ejercida sobre el café molido extrae los aceites del café creando una densa capa de crema que soporta estos tipos de cafés.

En resumen podemos decir que el resultado del café filtrado es algo más suave, potenciando sabores y aromas que nos requiere de una cierta preparación muy sencilla que lleva un poco más de tiempo pero que es ideal para preparar en casa o en la oficina y poder jugar con distintos tipos de café  para experimentar con orígenes y distintos blends.

Sobre la “maquinaria” para preparar café filtrado hay diversas opciones y todas ellas muy válidas pero desde Cafés La Chapolera os recomendamos usar las máquinas de Moccamaster. Estas cafeteras fabricadas a mano pueden elaborar 10 tazas en 6 minutos manteniendo el café en temperatura óptima durante 45 minutos más, libres de BPA y 100%reciclables y los más importante de todo ,con unos resultados en taza excelentes.

Por todo ello desde Cafés La Chapolera os animamos a “cocinar” y saborear vuestro propio café de origen bio en casa o en la oficina.

2020-07-07T10:22:20+00:00

Comentario

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Puedes leer más sobre nuestra Política de Cookies. Aceptar