/Las mujeres en el sector del café

Las Mujeres en el sector del café

En este artículo intentamos recopilar información a través de diversas fuentes de otras webs y estudios para ofrecer una visión global de la situación de las mujeres en el sector del café desde las mujeres productoras hasta las cafeterías. No ha sido tarea fácil pues las fuentes no son demasiado fiables, los estudios tienen algunos años o no se tienen información precisa por ejemplo de comunidades indígenas donde los canales de información son limitados. Aún así hemos querido hacer un pequeño resumen de la situación a través de cada paso de la cadena del café.

 

         1. En el origen:  mujeres en regiones cafeteras

Las mujeres siempre han estado muy presentes en los trabajos de campo, cosecha y clasificación soportando el trabajo más duro y manual de la producción de café, mientras que apenas cuentan con representación en comercio, exportación o trabajos de dirección y toma de decisiones. Además, pocas mujeres poseían tierras o negocios y en algunos países productores de café la ley limita los derechos de propiedad de una mujer.

En el 2016, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que las mujeres “representan alrededor del 43 por ciento de la fuerza de trabajo agrícola en los países en desarrollo” y “están especialmente desfavorecidas, con menos privilegios y derechos que los hombres. Incluso tienen un acceso más limitado a la información y servicios, se les otorga responsabilidades caseras determinadas por el género y cargas de trabajo agrícola cada vez más pesadas debido a la emigración de la población masculina”.

Además, es probable que las productoras de café con menores ingresos y de procedencia indígena tengan aún menos acceso a recursos, capacitaciones en café y redes comerciales necesarias para mejorar el rendimiento, la calidad y la comercialización del café.

Además de los problemas de recursos y apoyo las mujeres sufren también de la violencia sexual en fincas de café aunque pocas veces se hable de las agresiones sexuales y violaciones en las fincas de café, especialmente en los países consumidores. Sin embargo, esto es una realidad como recientemente publicó El sitio web de Eldiario.es, en su artículo sobre los  altos niveles de violencia sexual en las fincas cafetaleras de Honduras, particularmente entre trabajadores migrantes o de temporada donde se reporta la situación especialmente grave en abusos sobre niñas y el temor a las denuncias

Otro obstáculo sobre equidad de género se refiere a la doble carga que soportan las mujeres la finca como en las tareas del hogar donde trabajan además de en el campo en la casa dedicando unas 15 horas por día mientras que los hombres unas 8 horas. Este hecho unido a la creciente migración de los hombres y jóvenes fuera de zonas ruarales a zonas urbanas complica aún más la autogestión de las fincas aunque por otra parte representa una oportunidad de empoderamiento y mayor potencial de influencia en el futuro.

 

            2. En destino:  Mujeres en la hostelería

En España las mujeres empeladas en el sector de la hostelería y el turismo representan aproximadamente el 10% del total de mujeres empleadas y  son las más afectadas por la precarización y la desigualdad salarial, sectores ya de por sí precarios que se explican a su vez por el menor coste de contratación que supone contratar mujeres.

Así en el ámbito de la hostelería las mujeres ocupan más del 53% de los puestos, un tercio lo hacen de forma parcial y el 15% lleva menos de 3 meses trabajando. Mientras que existe una brecha salarial de aproximadamente el 13% de media en todos los sectores en el sector de la hostelería llega a un 25% de media respecto al salario medio de los hombres según los datos de la EPA de Agosto de 2017 publicados por UGT.

La subida continua de mujeres empleadas en el sector y descenso del empleo de hombres se explica desde los salarios y la precarización. Las mujeres de este sector económico cobran de media 12.563,08 euros anuales ,mientras que los hombres cobran de media 15.751,27€ lo que supone una brecha del 20,02 %  de salario menos que los hombres del sector (salarios publicados por el INE en junio de 2017).

Todo ello a pesar de que el turismo es uno de los principales generadores de riqueza del país con el 11% del PIB aproximadamente. Se trata pues de un sector donde claramente las mujeres se encuentran especialmente afectadas además de por la precariedad , por los bajos salarios y la alta rotación de los puestos de trabajo y donde siguen escaseando los puestos directivos de mujeres en empresas de restauración.

Las mujeres son minoría en la dirección de las principales empresas del negocio turístico español.  La revista especializada Preferente ha publicado el listado de los 50 personajes más poderosos del turismo y sólo tres directivas figuran entre las elegidas, menos comprensible en las empresas cotizadas en bolsa, donde prima más el interés de los inversores, como NH Hotels o Meliá, entre otras donde sólo el 4% de las mujeres en estos consejos son ejecutivas, es decir, tienen poderes de dirección empresarial.

No obstante son el sector del comercio y la hostelería los que más autónomas engloban. El 28,3 % y el 10,3% respectivamente. La apuesta de las autónomas por estos sectores se encuadra dentro de la evolución y la tendencia general del mercado, pues la mayoría de los autónomos también se suelen englobar en estas categorías: comercio (20,4%), y hostelería (8,4%) lo que ofrece una idea de la resturación como el sector donde las mujeres se lanzan más a emprender sus propios negocios de hostelería.

En resumen la mayor barrera para la igualdad salarial continúa siendo la “igualdad de oportunidades” y es menos probable que las mujeres ocupen puestos de responsabilidad mejor remunerados.

 

 

              3. La Falta de Mujeres en los eventos del café
El World Barista Championship (WBC) nunca lo ha ganado una mujer y con el tiempo, su presencia en las finales ha disminuido. En sus primeros seis años, las mujeres constituyeron el 10% de los finalistas. El 2007 fue un año de oro para las mujeres en los concursos de café, con cuatro mujeres finalistas de este campeonato.El campeonato nacional barista de España sólo lo ha ganado una mujer en sus 13 ediciones,  Carolina Hernández, en el año 2013 y no ha contado con ninguna mujer en la final en los últimos 5 años.Dado que el género no tiene ningún impacto en la habilidad para hacer café, debemos preguntarnos qué causa esta discrepancia. En términos generales, menos mujeres llegan a los campeonatos finales. ¿podría ser esto una muestra de que hay menos mujeres compitiendo? es probable que así sea y que las mujeres tengan menos oportunidades de avanzar en este campo pero incluso si las mujeres tuvieran menos posibilidades de avanzar, ¿sería esto indicativo de un sesgo de evaluación o de menos recursos y tiempo de capacitación? Y si las mujeres realmente progresan bastante bien a través de las competencias, y la explicación más grande radica en que solo la menor parte elige competir, ¿cuál es la causa de esto: la forma en que se comercializan las competencias? ¿La forma en que las mujeres a menudo están culturalmente condicionadas para ser menos competitivas? ¿Falta capacitación y recursos disponibles para las mujeres? ¿Menos mujeres en puestos gerenciales en tiendas de café? O, lo que es más probable y alarmante, ¿es una combinación de todo lo anterior? 

               4. Razones para el optimismo

No solamente la industria del café afronta la desigualdad de género y afortunadamente hay muchas organizaciones valiosas que trabajan para mejorar las condiciones de las mujeres en la industria del café

IWCA asociación internacional trabaja para “empoderar a las mujeres en la comunidad cafetalera internacional para lograr vidas significativas y sostenibles y alentar y reconocer la participación de las mujeres en todos los aspectos de la industria del café”. La organización lleva a cabo varios proyectos nacionales basados en la mejora de la equidad y la producción de café, a través de la construcción de infraestructura, la capacitación y la investigación.

Partnership for Gender Equity, que es parte del Instituto de Calidad del Café, ha adoptado un enfoque metodológico sobre la cuestión de la desigualdad de género. Han elaborado siete principios para que la industria del café los siga, y también están desarrollando herramientas para que las utilicen las diversas empresas.

Barista Connect  es una serie de eventos de café “dedicados a mejorar la igualdad al empoderar e inspirar a las mujeres en diversos roles dentro de la comunidad cafetera internacional”. Los conferencistas de toda la cadena de suministro conducen presentaciones y talleres para las asistentes.

Desde La Chapolera estamos trabajando en la colaboración con IWCA a traves de donaciones para el desarrollo de sus actividades y diseñando la forma de colaborar en proyectos concretos de empoderamiento en origen para una colaboración más estrecha. Ofrecemos también asesoramiento, consultoría y apoyo para las mujeres que quieren montar su propio negocio de cafetería tanto a través de la cesión de cafeteras como en el asesoramiento en el café como en las ayudas públicas y de organizaciones privadas para el fomento del emprendimiento de mujeres y buscamos mujeres baristas para formar equipos que compartan nuestra filosofia y nuestro café.

Nuestro objetivo como industria del café, debería ser no simplemente no aceptar la igualdad y debemos trabajar por el aumento de la representación, poder y pago a mujeres, para poder traer estos estándares igual a los de los hombres.

Fuentes: perfectdayligrind,IWCA,El diario.es, INE, FAOFoto: federación de cafeteros
2018-09-03T14:07:24+00:00

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies y servicios de terceros. Puedes leer más sobre nuestra Política de Cookies. Aceptar